Consejos para estrenar tus botas camperas cada romería

 En Consejos

Como se acerca la fecha de irnos de romería en pocos meses, queremos aprovechar este post para volveros a recordarte cómo debes limpiar y poner a punto los botos rocieros.

Si tienes alguna pregunta o no sabes cómo tratar la piel de tus botas, no dudes es ponerte en contacto con nosotros para que podamos ayudarte a cuidar tus botos camperos y que luzcan como nuevos cada romería.

Por regla general, la gran mayoría de botos rocieros los elaboramos en serraje o ternera en nuestra fábrica de Valverde del Camino, Huelva. Por ello, estos consejos van dirigidos a estas pieles principalmente.

Cómo limpiar unos botos camperos

Antes de nada, deberás retirar el polvo y la suciedad superficial con un paño. Presta atención a las costuras, y ayúdate de un cepillo si lo ves conveniente.

Una vez que hayas retirado toda la suciedad, deberás engrasar la bota. De esta manera conseguirás que vuelva a tener el aspecto del primer día, además de que ayudarás a que se adapte mejor a la forma del pie. Es importante que sepas que con el tiempo la piel tienden a endurecerse y cuartearse si no la cuidas bien y la engrasas con regularidad.

Para engrasar la bota campera y conseguir que estén bien hidratada y suave, podrás recurrir a la grasa de caballo. Es la mejor manera de conseguir alargar la vida de tus botas rocieras.

Por último, para conservarlas adecuadamente, no te desprendas de la caja de cartón en la que venían cuando la compraste, o busca una de tamaño similar. Utiliza papel o cartón como horma interior para la bota, de esta manera se mantendrá erguida y evitarás que se deforme.

Y si aún no tienes tus botas, aún estás a tiempo. En Nieves Calero encontrarás las mejores calidades, acabados y precios. Visita ahora nuestra tienda online y escoge tu modelo. Recuerda que en unas dos semanas tendrás tus botas listas para disfrutar de todas las romerías y ferias que están por llegar.

Noticias Recientes

El cuidado de las botas de serraje, ante o nobuk