El curtido de pieles

Hoy os queremos hablar de cómo se curten las pieles, un laborioso proceso que se lleva a cabo desde que la piel se extrae del animal y se seca hasta que llega a nuestra fábrica en forma de cuero.

Con este cuero realizamos de manera artesanal nuestro calzado desde hace casi un siglo. En nuestra tienda online podrás encontrar todo tipo de botas y botos camperos, además de calzado de calle, de montaña, para la hípica o botines de señora, entre otros.

Las etapas del proceso para curtir las pieles son:

SECADO DE LAS PIELES
Una vez que la piel es extraída del animal, lo más aconsejable es que se seque para comenzar con el proceso de curtición. Y es que, la piel fresca contiene entre un 50-70% de agua, lo que favorece las bacterias de la putrefacción. Al bajar la humedad del 30% es más difícil el crecimiento de estas bacterias.

ESTAQUEADO
Para secar las pieles se recurre al estaqueado. Para ello, se estira la piel y se agarra con estacas de madera al suelo, con el pelo contra el suelo. Gracias a la acción del viento, se secará más deprisa. Este proceso debe hacerse a la sombra, ya que el sol quema las pieles.

DESINFECCION
Gracias a la desinfección se destruyen las bacterias y demás gérmenes. Para ellos se utilizan dos métodos, el físico y el químico. El primero usa el calor a alta presión, el frío intenso o la irradiación. Y el segundo las soluciones bactericidas, los gases y otros agentes químicos apropiados. Entre los desinfectantes químicos, el bicloruro de mercurio y el ácido fénico son los más potentes desinfectantes que pueden interesar al curtidor.

DESCARNADO
En este paso se eliminan adherencias extrañas, carne y grasa, extendiendo la piel sobre un caballete curvo.

CURTIDO
Aquí se procede al baño curtiente, que es el que transforman la piel en cuero, convirtiéndola en substancias imperecederas por la reacción química de los curtientes sintéticos. Se utilizan compuestos con fórmulas muy diversas donde está presenta la sal. Las sales de C+3 son las más usadas, de hecho, el 80% de todos los cueros se curten de esta manera.

SECADO
En este paso se retira la piel del baño y se dejan escurrir y reposar durante unas horas, después se someten a un lavado con abundante agua. Finalmente,  se estaquean con clavos sobre tableros de madera, con el pelo contra el suelo y en un lugar a la sombra eliminar el exceso de humedad.