Limpia tus botas camperas para lucirlas como el primer día

Muy pronto volveremos a sacar del armario nuestros botos camperos para irnos de romerías y ferias. Así que es hora de que saques las botas de la caja y las pongas a punto para ese momento que con tantas ganas estamos esperando.

Hoy, en el blog de Nieves Calero, queremos darte algunos consejos para el cuidado y la limpieza de tus botos rocieros o de cualquier bota de piel que utilices. Como sabes, es importante que las limpies muy bien antes de guardarlas en la caja, y que permanezcan siempre con alguna horma que mantenga la bota erguida.

El serraje y la ternera son las pieles que de manera tradicional se utilizan para la elaboración de este tipo de botos. Éstas necesitan ser engrasadas para que se adapten de manera natural a nuestros pies y no se endurezcan con el paso del tiempo.

Para la limpieza de los botos te recomendamos un cepillo, pero si no tienes, una toallita húmeda también te servirá. Elimina todo el polvo y la suciedad que pueden acumularse en las costuras y por la suela. Cuando ya esté limpio, engrasa la bota con regularidad con grasa de caballo para que esté bien hidratada y suave. Así conseguirás tener tus botos camperos como el primer día.